BODA EN hACIENDA SAN FELIPE

ZAIRA & EFRÉN


No me salen las palabras para describir esta boda. Para hacerlo más fácil, se podría dividir en dos partes: la parte tangible, y la intangible.
De la primera parte solo diré que todo fue perfecto; la decoración, los invitados, la comida; todo fue tal y como debía ser.
Pero lo interesante viene en la segunda parte: la intangible. Ya desde la preboda tuvimos una conexión fuera de lo común. Parecía que nos conocíamos de toda la vida. El día de la boda no fue menos. Cuando llegas a conocer y conectar tanto con una pareja, te dejan ver ese lado que solo muestran a los más cercanos, y eso es un privilegio que jamás podré agradecer lo suficiente.

Solo queda daros las gracias de nuevo, Zaira & Efrén. 
Me llevo dos nuevos amigos, con los que encima comparto afición.